605 84 86 58 info@taichiliangfu.com

Nosotros

Sobre Nosotros

La Escuela Luoyang es una entidad propia con más de 30 años de antigüedad que pertenece a la Asociación Manantial de la Pureza.

Asociación Manantial de la Pureza:

La Asociación Manantial de la Pureza es una asociación sin ánimo de lucro inscrita en 2016 en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 610087.

Nuestra asociación, dedicada a la salud y al bienestar del ser humano tiene, entre sus fines más importantes, los siguientes:

  • Favorecer la sanación física y mental.
  • Promover la mejora de la calidad de vida de las personas y la comunidad a partir de los beneficios del Taichi, el Chi Kung, la meditación Zen y la relajación.
  • Enseñar y desarrollar las enseñanzas del Maestro César Curiel.
  • Practicar Taichi, Chi Kung, Shaolin Kung-fu, meditacion, yoga y artes marciales.
  • Ayudar a las personas a conocer el camino espiritual para alcanzar el Nirvana.
  • Crear un Templo, un lugar, donde poder llevar a cabo un estilo de vida propio, basados en el Taoísmo y el Budismo Zen.
  • Estudiar y desarrollar la Medicina Tradicional China.
  • Educar para promocionar hábitos de vida sostenible y autosuficiente.
  • Promover el respeto por el medio ambiente, defendiendo un modelo de desarrollo sostenible y responsable.
  • Participar activamente en la construcción de una sociedad más sana, pacífica y equilibrada.

Maestro

Palabras para mi Maestro

Querido Maestro, no se como empezar, qué palabras utilizar para describirte, pero intentaré expresar todo lo que significas en mi vida, tanto personal como espiritual.

Maestro que me ha dado todo a cambio de nada, que me ha enseñado a escuchar a los demás, a poder entender que, lo físico y lo mental van unidos, que me ha enseñado a cultivarme, a tener una serenidad que nunca había sentido, hacer mi “TAO”.

Para mi eres Maestro de Maestros con mayúscula porque en tu escuela he aprendido a vivir de otra manera, mucho mejor, a tener mi mente en calma, a superarme cada día, en ser “MÁS FELIZ”.

María Gutierrez

Mi maestro: César Curiel.

A veces uno se pasa la vida buscando, y no sabe muy bien el qué, y de repente, sin saber cómo, uno se encuentra en la vida a César Curiel Sánchez, una gran persona de corazón infinito que te deslumbra con su sabiduría y su claridad. Me recuerda a un gran mago que te muestra cómo es todo y luego lo hace desaparecer, dándote una nueva oportunidad de que lo consigas por ti mismo. Eres mi maestro en la vida, y te estaré eternamente agradecido por tus enseñanzas y por el tiempo compartido juntos, tu alumno Fernando Gómez.

Hablar de César es hablar de generosidad infinita. Cada una de sus clases parece estar preparada para ti, para que trabajes justo lo que necesitas en ese momento. No sabría explicar el cómo ni el por qué, ya que su Escuela es la ESCUELA DEL SENTIR y cuando sales de una sesión de entrenamiento, sientes que eres una nueva versión mejorada de ti misma. Llevo poquito tiempo en la Escuela, pero el trabajo es tan profundo que he notado un cambio gigante en mí misma y en mi vida. Cada día doy las gracias por poder formar parte de la Escuela, que para mí es como el hogar del bienestar. AGRADECIMIENTO es lo que siento al terminar cada clase.

Elena Botías

Cuando echo la vista atrás y pienso en como era yo antes de empezar las clases de taichi con el Sifu Cesar Curiel, a veces no me reconozco. Gracias a él he trabajado algunas formas de pensamiento que me provocaban mucha ansiedad y sufrimiento y si hoy puedo estar más tranquila y ver las cosas de otra manera es gracias a sus enseñanzas.

Las clases de taichi con el Sifú César Curiel son un bálsamo para la mente y para el espíritu.

Una de las cosas que más me sorprendían y me sorprenden de las clases de taichi, es que a veces siento como si estuvieran diseñadas para mí. Este es un sentimiento compartido por sus alumnos. Tal es su capacidad.

Eva Chimeno.

error: ¡Está muy feo lo de copiar!